Noticias de Interés

Rutina del sueño en edad escolar

Usar puntuación: / 350
MaloBueno 
suenoEl sueño ayuda a que los niños(as) crezcan sanos, los preescolares típicamente duermen aproximadamente de 10 a 12 horas durante cada período de 24 horas, pero no hay razón para ser rígido en cuanto a qué horas específicas deben tomar esas 10 ó 12 horas necesarias. En esta etapa, lo importante es ayudar a su hijo a que desarrolle buenos hábitos para dormir.

Estableciendo una rutina para irse a la cama

Una rutina para irse a acostar es una buena manera de asegurar que su hijo duerma lo suficiente.

  • Cree un ambiente de tranquilidad unos treinta minutos antes de la hora de dormir.
  • Fije una hora específica para dormir, avisando debidamente a su hijo(a) media hora antes y 10 minutos antes de la hora acordada.
  • Establezca horas fijas para irse a acostar, levantase y tomar siestas.
  • Mantenga horas de juego y horas de comer fijas.
  • La habitación debe ser tranquila, acogedora y conductiva al sueño.
  • Utilice la cama solamente para dormir, no para jugar o para ver la televisión.
  • Limite las comidas y bebidas dos horas antes de la hora de acostarse.
  • Permita que su hijo(a) escoja con qué pijamas quiere dormir, qué muñeco de peluche necesita llevarse a la cama, etc.
  • Acueste a su hijo cariñosamente para reafirmar una sensación de seguridad y tranquilidad.

Las siestas

La mayoría de los niños en edad preescolar todavía necesitan tomar siestas durante el día, tienden a ser muy activos— corriendo por todas partes, jugando, yendo a la escuela y explorando sus alrededores— así que es una buena idea darles una oportunidad para que descansen y se tranquilicen. La mejor manera de influir para que su niño(a) tome siestas es fijar una rutina, tal y como lo hace cuando es hora de dormir. Explíquele al niño(a) que este es un tiempo para estar tranquilo y que debe acostarse, pero que está bien que juegue en la habitación si no logra dormir.

 

   

Niños y niñas sanitos al colegio

Usar puntuación: / 257
MaloBueno 
regreso-al-colegioComenzó el nuevo ciclo escolar y los padres de familia se ocupan de comprar todo lo necesario para las clases; sin embargo, muy pocos incluyen en la lista una revisión médica a sus hijo. Realizar un chequeo médico antes ayuda a prevenir la aparición de afecciones durante el año escolar.

La importancia de chequeo médico infantil es la prevención, identificar aquellos factores de riesgo que pueden ser modificables como malos estilos de vida, como una mala alimentación o el sedentarismo. Estas visitas al médico evalúan la salud del niño de acuerdo a la edad. En una cita médica también es importante asegurarse de que los infantes están al día con sus vacunas.

Las vacunas protegen a nuestros hijos contra muchas enfermedades graves, el médico puede ayudarle a decidir qué vacunas necesita su niño y cuándo dárselas. Asegúrese de hablar con el médico o la enfermera sobre las posibles reacciones y qué debe hacer si su niño tiene una reacción.

Un buen chequeo médico incluye exámenes físico, oftalmológico, de oídos, odontológico y la aplicación de vacunas, si fuere necesario. El examen físico controla el crecimiento, el peso, la talla, la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, la presión arterial y la valoración de los pulmones y abdomen.

El de oídos determina déficit en los niveles de audición, si un niño no escucha bien no puede recibir de manera completa el conocimiento, por eso el examen que se realiza con mayor frecuencia es la otoscopia, para inspeccionar el conducto auditivo externo y el tímpano.

El examen oftalmológico advierte posibles problemas visuales. Si el estudiante presenta enrojecimiento en los ojos y los entrecierra al mirar o se acerca mucho a los objetos para verlos se recomienda visitar al especialista lo más pronto posible, especialmente sin son niños pequeños quienes tardan más tiempo en darse cuenta de que tienen un problema.

Enséñelos a lavarse bien los dientes para evitar caries, inflamación en las encías y dientes flojos y en lo posible envíeles cepillo y crema dental en su maleta.

Descansar bien ayuda a mantener la atención en clases y mejora el rendimiento académico. Por eso los niños en la edad escolar deben dormir de 10 a 13 horas diarias, mientras que los adolescentes de 9 a 11 horas.

No olvidemos que el examen de médico es por el bien de sus hijos y su familia, no por el del colegio, aunque sea requisito de éste.

   

Usted puede reducir su riesgo de cáncer

Usar puntuación: / 218
MaloBueno 

cancer-saludcoopEl número de nuevos casos de cáncer se puede reducir y muchas muertes causadas por esta enfermedad se pueden prevenir. Las investigaciones indican que las pruebas recomendadas de detección de los cánceres de cuello uterino y colorrectal ayudan a prevenir estas enfermedades, al identificar lesiones precancerosas de tal manera que puedan ser tratadas antes de que se conviertan en cáncer. Además, las pruebas de detección de los cánceres de cuello uterino, colorrectal y de mama pueden ayudar a encontrar estas enfermedades en etapas tempranas, cuando generalmente tienen más posibilidades de tratamiento.

El riesgo de una persona de padecer cáncer se puede reducir al recibir atención médica habitual, evitar el tabaco, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, evitar la exposición extrema a los rayos ultravioleta del sol y de las camas solares, comer una dieta alimenticia rica en frutas y verduras, mantener un peso saludable y estar físicamente activo.

Las vacunas también ayudan a reducir el riesgo de cáncer. La vacuna contra el virus del VPH ayuda a prevenir la mayoría de los cánceres de cuello uterino y algunos cánceres de vagina y de vulva; la vacuna contra la hepatitis B puede reducir el riesgo de contraer cáncer de hígado.

Tomado de www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/DiaMundialCancer

   

Página 4 de 19

Diseño y desarrollo: HeOn | Health On Line S.A.
www.heon.com.co
logo_supersalud_footer

Contáctenos

Para mayor información, comuníquese con nuestro servicio EPS EN LÍNEA telefónico:
018000 120096.
Citas: 651 4000
Atención al usuario: 651 1000